Home First Page Asís Medjugorje VideosMedjugorje Festival jóvenes 2017 Otros Videos FaustinaKowalska MadreEsperanza Archivo Colaboradores

 

Hermano Sol Hermana Luna (música)

Francisco vas (música)

Laudato si' (música)

 

Página de búsqueda

Utiliza esta página para buscar palabras o combinaciones de palabras en las páginas del sitio web en uso.

 

800 AÑOS DEL NACIMIENTO DE LA ORDEN FRACISCANA

 

..cliccar aquí..

 

La Misericordia de Dios y el Perdón de Asís

De las Biografías Fuentes Franciscanas No. 3392-3393: “ Estando el bienaventurado Francisco en Santa María de la Porciúncula, le fue revelado del Señor que se acercase al Sumo Pontífice Honorio III, que entonces se hallaba en Perusa, a fin de impetrar de él la indulgencia para la dicha iglesia de Santa María que había reconstruido. El papa Honorio permaneció en Perusa hasta el 12 de agosto. Levantándose Francisco de mañana, llamó a su compañero fray Masseo de Marignano, se presentó con él al dicho señor Honorio y le dijo: -- Santo Padre, hace poco reparé para Vos una iglesia en honor de la Virgen, madre de Cristo; suplico a Vuestra Santidad que pongáis allá indulgencia sin ofertas. Le respondió que convenientemente no podía hacerse esto, pues el que pide indulgencia, menester es que la merezca aportando ayuda: -- Pero indícame cuántos años quieres y qué indulgencia deseas se ponga allá. A lo que respondió San Francisco: -- Santo Padre, plegue a Vuestra Santidad darme no años, sino almas Y el señor Papa le dijo: -- ¿Cómo quieres las almas? El bienaventurado Francisco respondió: -- Santo Padre, si a Vuestra Santidad le agrada, quiero que cualquiera que venga a esta iglesia confesado y contrito y absuelto como conviene por el sacerdote, quede libre de pena y de culpa en el cielo y en la tierra desde el día del bautismo hasta el día y la hora que entró en esta dicha iglesia. El señor Papa le respondió: -- Mucho pides, Francisco, pues no es costumbre de la Curia romana conceder tal indulgencia. El bienaventurado Francisco le replicó -- Señor, no lo pido de mí; lo pido de parte del que me envió, el Señor Jesucristo. Entonces el señor Papa exclamó tres veces: -- Pláceme que la tengas”.

“...concedemos desde ahora que cualquiera que viniere y entrare en dicha iglesia bien confesado y contrito, quede absuelto de pena y de culpa, y queremos que esto sea valedero perpetuamente todos los años, solamente por un día natural, desde las primeras vísperas del día hasta las vísperas del día siguiente”.

(En el curso de los siglos la conseción sufrirá muchas variaciones, hasta llegar a un máximo de extención a todos los días para la iglesia de la Porziuncola. La disciplina actual fue fijada por el Papa Pablo VI en la carta apostólica “Sacrosancta Portiunculae ecclesia” del 14 de julio 1966)

Por lo tanto la Indulgencia Plenaria en la Porziuncola se puede obtener todos los días con las siguientes condiciones:

Confesión sacramental.

Comunión eucarística.

Visita a la Porziuncola y rezo del Padrenuestro y Credo.

Orar según las intenciones del Santo Padre (por lo menos un Padrenuestro, Ave María, Gloria al Padre.

Disposición de ánimo que excluda todo efecto al pecado, aunque venial.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En el año 2006 fue celebrado el octavo centenario (1206-2006) de las palabras del Crucifijo de San Damián a S. Francisco: “Francisco, ve y repara mi casa que, como ves, está toda en ruinas”

De las bografías de S. Francisco (Leyenda de los Tres Compañeros V): “... Mientras pasaba cerca a la iglesia de S. Damián, fue inspirado a entrar. Entrado, hizo oraciòn devotamente delante a la imagen del Crucifijo que le habló con conmovente bondad: Francisco ¿no ves que mi casa está derrumbándose? Va y repáramela- Tembloroso y atónito, el joven responde: - Lo haré con gusto Señor. -...

 

 

 

 

 

 

Iglesia de San Damián (externo)

 

Iglesia de San Damián (interno) donde está colocada la copia del crucifijo que habló a San Francisco

Desde el año de 1212 S.  Damián hospitó a S. Clara y sus Clarisas. Después de la muerte de S. Clara dejaron la iglesia de S. Damián para transferirse a la actual Basílica ( entonces iglesia de S. Jorge) y quisieron llevarse consigo el Crucifijo que habló a S. Francisco. Éste es custodiado en la capilla de S. Jorge.

 

Basílica de S. Clara, Capilla de S. Jorge donde está colocado sobre el altar el Crucifijo Bizantino que habló a S. Francisco en San Damián.

 

 

 

 Basílica de S. Clara (externo)

 

 

 

 

 

 

 

El Crucifijo Bizantino que habló a S. Francisco

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Basílica de San Francisco

 Tumba del Santo

 

 

Mons. Domenico Sorrentino

Obispo de Asís

 

Mons. Domenico Sorrentino nació en Boscoreale, Nápoles, el 6 de mayo de 1948. Fue ordenado sacerdote el 24 de junio de 1972. El 17 de febrero del 2001 fue prelado de Pompeya y Delegado pontificio del santuario de la Beata Vírgen María del Santo Rosario. El 2 de agosto del 2003 fue transferido a la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos como secretario. El 19 de noviembre del 2005 el Santo Padre Benedicto XVI lo ha nombrado Arzobispo- Obispo de Asís, Nocera Umbra y Gualdo Tadino. El ingreso en Diócesis tuvo lugar el 11 de febrero del 2006. Él sucede a Mons. Sergio Goretti que ha guiado la Diócesis por 25 años.

 

 

SITIOS PARA VISITAR

 

Sitio de la Orden de Hermanos Menores:

www.ofm.org

 

Sitio de la Basílica Patriarcal de S. María de los Ángeles en

Porziuncola:

www.porziuncola.org